8 de octubre de 2007

Di lo que quieras... el entorno desde dentro








Quién te dijo qué y con qué propósito? Eso ya no importa. Pasó la vida así de clara. Poder decir adiós… es… difícil, pero se puede. La sorpresa comenzó en la puerta cuando el doorman me pidió la maleta y siguió en el elevador. Justificaciones, deseos, imprudencias, aspiración. Se puede resumir todo en unas cuantas imágenes? Qué hicimos en la otra vida que así lo pagamos? El pequeño mundo, se exhibe por petición y se entrega con cariño.
Rita tiene 80 y tantos años, vivió la segunda guerra mundial en Inglaterra y es de los residentes más antiguos del edificio. Sus avionzazos los dejé pasar cuando descubrí que se le va la onda de la memoria reciente, puede saber quién es, el lugar donde vive desde hace años, pero se olvida de nuestras platicas mientras me ve con mirada extraña y me llama “Darling” porque ha olvidado mi nombre. Me contesta sólo porque le hablo con familiaridad. Varias veces me ha dicho que vaya a su casa a ver sus fotos y la invitación queda pendiente hasta nuevo aviso… el cual llega con más olvido. Rita how are you? Beauty, darling. Sonrío con algo de seriedad… bueno, respeto.
Fue ella la que un día vino a conocer el departamento, lo vio, se quedó parada un rato en la sala, la invité a cenar y me dijo que no era necesario. Es la respuesta que nunca había recibido y entendí que mal interpreto mis intenciones de acercarme. Ella me mostró su departamento. No ha sido remodelado desde hace varias décadas, con olor a humedad que da lo antiguo observo como se vivía en éste mismo edificio… recibo una vez la invitación para ver las fotos, pero me es aclarado que será después.
El baño entre la cocina y la sala? No no, eso es cosa del pasado.
Qué pretendes? Eso lo deje cuando me di cuenta que los planes estropean los hechos. Cheers ;)

1 comentario:

Cristo dijo...

... remodelado desde hace varias décadas, con el olor a humedad que da lo antiguo observo como se vivía en éste mismo edificio ...