9 de enero de 2008

Coherencia, beneplácitos y media



“Estoy hasta la madre, sí, sí, hasta la reputa madre de tantas pendejadas, de no hagas esto, de no hagas lo otro, qué dirán aquellos… me vale! Sólo quiero hacer lo que se me hinche en gana y listo. Una cosa es no molestar a la gente como nosotros mismos coexisten en un servicio público, pero esto? Esto es demasiado!
Voy de a cuerdo, que no den arrimones los caballeros, que no se ponga música a todo volumen, que no fume la gente en lugares familiares, públicos y cerrados, pero… no jugar a los dados?? No tener grabadoras ochentenas cuando son tan cómodas?? No poder fingir nadar mientras se camina? No correr de las olas que revuelcan! Por FAVOR! Qué nos creen??”


Eso se dijo en la primera junta sindical y todos aplaudieron. Pero no se trataba de hacer la paz? No son cosas prohibitivas nada más porque sí!! La segunda imagen es correr del fuego, no del agua!! y los dados son basura!! Y más respeto en sus palabras "compañero"

1 comentario:

Taur dijo...

y con fervor en la sangre y lagrimas en los ojos levante la pancarta de huelga... y grite huelga... y todos los compañeros gritaron huelga...a mi me perdonaran pero prohibirme jugar a los dados...en el metro...NUNCA